Todos los artículos por Jose Alarcon Lizama

Impacto emocional del “síndrome del nido vacío”, cuando los hijos van de la casa

Impacto emocional del “síndrome del nido vacío”, cuando los hijos van de la casa

A medida que tus hijos crecen y se independizan, la casa que antes estaba llena de actividad puede empezar a sentirse vacía. A menudo se habla de “síndrome del nido vacío”. Cuando los hijos se van de casa para seguir estudiando, los padres pueden pasar por un periodo de duelo mientras asimilan el cambio.

Sin acceso directo a sus hijos, muchos padres pueden empezar a sentirse solos, estresados y sin propósito. Aquí tienes información sobre cómo gestionar estos sentimientos, así como sobre la forma de abordar estos cambios, cuando los hijos se van de la casa en busca de su futuro.

Entender el síndrome del nido vacío

Una vez que los hijos se van de la casa, se vuelven más independientes y dejan de formar parte de la rutina diaria de sus padres. Es entonces cuando puede aparecer fácilmente el síndrome del nido vacío. Este síndrome es un término utilizado para describir la tristeza, la soledad y la ansiedad que pueden sentir los padres cuando sus hijos se van de casa para vivir solos. También puede ir acompañado de otras emociones como alivio, ansiedad, frustración y confusión.

Cómo afrontar el síndrome del nido vacío

Unos diversos mecanismos de afrontamiento pueden ayudar a los padres a superar las crudas emociones de la marcha. Ante todo, deja que el dolor siga su curso. Puede ser más fácil decirlo que hacerlo, pero puede ser muy terapéutico expresar tus sentimientos, ya sea en forma de diario o hablando con alguien de confianza. También es importante que los padres se mantengan ocupados e intenten incluir algunas actividades en su rutina diaria, como salir a pasear o probar nuevas aficiones. Igualmente, puede ayudar buscar grupos de apoyo y participar en tu comunidad para conocer gente nueva que comparta tus experiencias.

Acercarse a los cambios

Un mal hábito en el que caen muchos padres es anticiparse demasiado a la vuelta de su hijo a casa. Aunque está bien alegrarse cuando tu hijo vuelve a casa de visita, es crucial que los padres asuman el hecho de que las cosas han cambiado. Puede ser útil reflexionar sobre tus propias experiencias cuando te fuiste de casa. Recuerda las emociones que sentiste y las experiencias que viviste. Esto puede ayudar a los padres a comprender mejor los sentimientos de sus hijos y a poner las cosas en perspectiva.

Ser consciente de los beneficios

Los padres deberían meditar sobre los beneficios de la situación. Aunque no siempre es fácil desprenderse de tu hijo adulto, éste tendrá la oportunidad de descubrir sus propias habilidades e intereses. Es importante que los padres recuerden que han hecho todo lo posible por criar a su hijo para que se convierta en un adulto independiente, y ahora es el momento de que le dejes desplegar sus alas y ver adónde le lleva la vida. Dedicar tiempo a sentirte orgulloso de la persona en que se ha convertido tu hijo y a esperar con ilusión las nuevas experiencias puede ser una forma útil de superar los sentimientos del “nido vacío”.

Superar el “síndrome del nido vacío” no suele ser un proceso fácil: puede ser un momento emotivo, pero también puede ser un momento de grandes oportunidades. Si reflexionas sobre tus propias experiencias, te mantienes ocupada y mantienes la mente abierta en lo que se refiere al futuro de tu hijo, puedes trabajar hacia un lugar de aceptación e incluso de entusiasmo por el nuevo capítulo. Recuerda ir poco a poco y centrarte en los aspectos positivos puede ser de gran ayuda.

Más

5 tipos de manchas en la piel

5 tipos de manchas en la piel

Independientemente de su tamaño, color o tipo, las manchas en la piel pueden suponer un grave problema de salud. Las manchas en la piel pueden ser un signo de algo mucho más importante que debe ser examinado y tratado por un profesional médico. Si tienes manchas en la piel que te preocupan, he aquí cinco tipos comunes de manchas en la piel a las que debes prestar atención.

1. Acné

El acné se produce cuando los aceites de la piel y las células muertas tapan los poros. El acné es una afección frecuente que puede aparecer en brotes activos o cicatrices antiguas. Las erupciones suelen ser rojas e hinchadas y pueden ser difíciles de cubrir. Las cicatrices del acné son el resultado de un acné que se ha curado y pueden adoptar la forma de cicatrices elevadas o manchas oscuras. El acné puede aparecer en cualquier zona del cuerpo y es más frecuente en los adolescentes, pero puede durar toda la vida adulta.

2. Psoriasis

La psoriasis es una afección crónica en la que las nuevas células se producen con demasiada rapidez. Esta afección puede provocar la formación de placas cutáneas gruesas, rojas y con picor y escamas plateadas. La psoriasis afecta más a menudo a las rodillas, codos y cuero cabelludo, pero también puede afectar a otras partes del cuerpo.

3. Eccema

El eccema es otra afección cutánea crónica que puede aparecer como una piel enrojecida, con picor e inflamada. Esta afección suele empeorar con el tiempo cálido, o después de haberte expuesto a un alérgeno, como un determinado jabón o alimento. El eccema puede aparecer en casi cualquier parte del cuerpo.

4. Rosácea

La rosácea es una afección crónica de los vasos sanguíneos por debajo de la superficie de la piel. Cuando una persona padece rosácea, tiene enrojecimiento que puede extenderse desde la nariz y las mejillas a otras zonas faciales. También puede desarrollarse hinchazón y bultos. Estos síntomas y desencadenantes de un brote pueden variar de una persona a otra y empeorar con el tiempo.

5. Vitíligo

El vitíligo es una afección cutánea en la que las manchas de la piel pierden su color. Esta afección se produce cuando unas células llamadas melanocitos son atacadas por el sistema inmunitario del organismo y, como resultado, las zonas del cuerpo en las que se perdió el color se vuelven blancas. Las manchas blancas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y también en el pelo.

Ahora que hemos hablado de las cinco manchas más comunes en la piel, es importante recordar que estas afecciones pueden ser muy dolorosas, tanto física como emocionalmente. Si padeces alguna de estas afecciones, es aconsejable que acudas a un médico. Además, todas estas afecciones cutáneas pueden tener desencadenantes diferentes, por lo que puede serte útil llevar un diario de cuándo empeoran tus síntomas. De este modo, tú y tu médico podrán trabajar juntos para encontrar los mejores cursos de acción.

Más

Golpe de calor: cómo reconocer los síntomas

Golpe de calor: cómo reconocer los síntomas

Debido a las altas temperaturas que estamos viviendo, especialmente en Santiago, el riesgo a sufrir un Golpe de Calor es muy alto. El golpe de calor, es cuando el organismo se sobrecalienta debido a la exposición prolongada a temperaturas elevadas, y puede ser bastante peligroso si no se reconoce y trata rápidamente. Este artículo tratará sobre qué es un golpe de calor y cómo reconocer sus síntomas, junto con consejos importantes para evitarlo.

El golpe de calor se produce cuando la temperatura corporal asciende a 40 °C o más. Puede ser mortal si no se interviene con rapidez. Ocurre cuando el organismo ya no puede regular su temperatura. Como resultado, el cuerpo se calienta rápidamente y pierde su capacidad para enfriarse adecuadamente. En consecuencia, los órganos internos, los músculos y los tejidos comienzan a descomponerse, lo que provoca el golpe de calor.

Síntomas del golpe de calor

Hay algunos signos reveladores del golpe de calor a los que hay que prestar atención. Los síntomas pueden variar en función de la gravedad del golpe de calor, pero algunos síntomas comunes son:

  • Temperatura corporal extremadamente elevada
  • Alteración del estado mental (confusión, agitación o coma).
  • Pulso rápido
  • Sudoración profusa
  • Enrojecimiento de la piel
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Calambres musculares.

¿Quién corre riesgo de sufrir un golpe de calor?

Aunque cualquiera puede sufrir un golpe de calor, hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo. El factor más evidente es la exposición prolongada a temperaturas elevadas. Pero otros factores de riesgo son:

  • Deshidratación
  • Esfuerzo físico excesivo
  • Calor intenso
  • Antecedentes de agotamiento por calor o golpe de calor.

Tratamiento del golpe de calor

Si sospechas que alguien sufre un golpe de calor, debes acudir inmediatamente a un servicio de urgencias. Mientras esperas a que llegue la ayuda médica, debes llevar a la persona a un lugar fresco, idealmente un edificio con aire acondicionado, y acostarla en una habitación fresca.

También puedes ayudar a enfriar a la persona aplicando agua fría sobre la piel, limpiando suavemente con un paño húmedo si no está plenamente consciente y, si los hay, aplicando compresas de hielo o agua fría en el cuello, las axilas y la ingle para ayudar a bajar rápidamente la temperatura corporal de la persona.

Cómo evitar el golpe de calor

Hay algunas medidas que puedes tomar para ayudar a prevenir el golpe de calor. 

  • Viste con ropa ligera y de colores claros. 
  • Permanece en el interior todo lo posible, sobre todo en la parte más calurosa del día. 
  • Bebe muchos líquidos, preferiblemente agua. 
  • Evita las bebidas con alcohol o cafeína, ya que pueden favorecer la deshidratación. 
  • Nunca dejes a niños, personas con necesidades especiales o animales en un auto cerrado y con las puertas bloqueadas cuando haga calor.

Si tú o alguien que conoces corre el riesgo de sufrir un golpe de calor, toma precauciones extraordinarias — y recuerda que los consejos para evitar un golpe de calor son la clave para que pases un verano sano y a salvo. Tomando las precauciones adecuadas e identificando los síntomas, el golpe de calor puede tratarse y evitarse.

Más

Dieta saludable en vacaciones

Dieta saludable en vacaciones

En vacaciones tratamos de buscar destinos atractivos con impresionantes paisajes y paisajes de gran belleza. Además de explorar los tesoros al aire libre, ninguna visita estaría completa sin probar alguno de los platos. Sin embargo, esto supone un importante contratiempo para los visitantes de vacaciones, especialmente para los que se preocupan por el control del peso y buscan una dieta sana.

Introducir nuevos alimentos tiende a desequilibrar la dieta, y durante las vacaciones, puede ser tentador satisfacerse a uno mismo y comer regularmente comidas que no son saludables. Sin embargo, defenderse de esta tentación garantizará un viaje por lo demás memorable y sacará el máximo partido a cualquier esfuerzo realizado. Además, para asegurarse de que las vacaciones no se convierten en un fracaso de la dieta, es necesario un plan de alimentación sana para las vacaciones.

Objetivos de la alimentación sana durante las vacaciones

Tras definir el objetivo, puede ser más fácil preparar una lista de comidas, alimentos y raciones concretas, así como establecer los criterios que hay que cumplir para mantener la dieta. Teniendo en mente el objetivo principal, la dieta será más centrada y coherente con el horario de vacaciones. El plan de alimentación sana no debe ser demasiado opresivo, sino que debe cubrir las necesidades alimentarias del nutricionista con opciones más sanas.

Alimentos recomendados para una alimentación sana durante las vacaciones

La clave está en comer una variedad de frutas y verduras de colores, proteínas magras, cereales integrales y grasas saludables, que pueden encontrarse fácilmente dentro de cualquier cocina familiar o de los restaurantes. Estos pueden cocinarse de forma sencilla, aportando nutrientes esenciales y gran sabor.

Los mariscos desempeñan un papel importante en la cocina y aportan abundantes cantidades de omega-3. Este es un agente antiinflamatorio eficaz y reduce el riesgo de enfermedades crónicas como la hipertensión, la artritis, las enfermedades cardíacas y la diabetes, así como la ansiedad y la depresión.

Del mismo modo, las frutas de temporada, así como los frutos secos, deben formar parte de la dieta, para aprovechar todas sus vitaminas.

Actitud para mantener una dieta saludable durante las vacaciones

Mantén la mente abierta y no te niegues a probar ningún plato nuevo que aparezca en el menú de vacaciones. El objetivo debe ser el equilibrio: probar una variedad de platos sanos aportará más nutrientes y satisfará a la vez la curiosidad y la necesidad de explorar. Está bien darse algún capricho con la comida rápida, pero evita pasarte.

Intenta preparar en casa tanto como sea posible, o elegir mejores opciones de los restaurantes locales. Por último, aunque las vacaciones son una excelente oportunidad para experimentar con las tradiciones culinarias locales, quienes disfrutan de unas vacaciones largas pueden sentir la necesidad de cocinar platos poco familiares.

Antes del viaje, es ideal que tomes una hora con nuestro servicio de nutricionista en donde te pueden guiar en la forma en que debes llevar tu dieta en vacaciones.

Centrarse en la alimentación saludable durante las vacaciones ayuda a evitar cualquier tipo de frustración con el control del peso y permitirá a las personas evitar la frustración demasiado común de los atracones en vacaciones. Con un equilibrio eficaz, el dietista tendrá más energía y, por tanto, más músculos y motivación para explorar durante las vacaciones, lo que hará que sea una experiencia beneficiosa.

Por lo tanto, mientras se prueban los diferentes y únicos alimentos, es importante tener en cuenta un plan de alimentación sana. Esto garantizará una experiencia completa entre algunos de los paisajes y comunidades más impresionantes que ofrece este hermoso país.

Más

Cómo actuar ante una insolación – Consejos para prevenirla y tratarla

Cómo actuar ante una insolación – Consejos para prevenirla y tratarla

¿Estás familiarizado con el término “insolación”? Es una afección que se produce cuando te expones a un exceso de luz solar y calor durante un periodo de tiempo prolongado. Puede ser una afección grave y requiere un tratamiento oportuno. En este artículo analizaremos con más detalle la insolación, sus síntomas, tratamiento y métodos de prevención.

¿Qué es la insolación?

La insolación es una afección que se produce cuando el cuerpo está expuesto a un calor excesivo y tiene dificultades para controlar su temperatura. Cuando esto sucede, la temperatura corporal aumenta anormalmente, aumentando el riesgo de deshidratación y lesiones. La insolación puede ser leve o grave, y si no se trata, puede ser peligroso.

Síntomas de la insolación

Los síntomas más comunes de la insolación son náuseas, vómitos, mareos, dolor de cabeza, fiebre, taquicardia y piel fría y húmeda. En los casos más graves, la insolación puede provocar confusión, pérdida de conciencia e incluso convulsiones. Si tú o un ser querido muestran alguno de estos síntomas después de haber estado al sol, es importante acudir inmediatamente al médico.

Tratamiento de la insolación

Si tú o alguien que conoces experimentan los síntomas de la insolación, la primera prioridad es trasladar a la persona a una zona más fría y fuera del sol. Es fundamental mantener a la persona hidratada con agua o bebidas con electrolitos, y mantenerla lo más quieta posible para minimizar el esfuerzo.

Si la persona parece tener síntomas graves, es importante buscar atención médica inmediatamente. En Mueve Salud, podemos proporcionarte la atención que necesitas de forma oportuna. También podemos darte consejos para prevenir que vuelvas a tener insolaciones en el futuro.

Prevención de la insolación

La mejor manera de prevenir la insolación es limitar la exposición a la luz solar directa e hidratarse. Asegúrate de beber mucha agua a lo largo del día, especialmente si realizas alguna actividad física. También es buena idea vestir con ropa clara y holgada y llevar un sombrero para proteger el rostro y la cabeza de los rayos del sol.

Si vas a estar mucho tiempo al aire libre, intenta hacer pausas para salir del sol y colocarte a la sombra para refrescarte e hidratarte. También puedes enfriar las zonas calurosas de tu casa, como los balcones, encendiendo ventiladores y/o acondicionadores de aire.

Como puedes ver, la insolación es una afección grave que requiere un tratamiento oportuno. Es importante conocer las señales de advertencia de la insolación y qué hacer si tú o alguien más experimentan sus síntomas. También es crucial tomar precauciones para evitar la insolación, como limitar la exposición a la luz solar directa e hidratarse.

Las revisiones médicas periódicas con un médico general pueden detectar los síntomas de la insolación antes de que se conviertan en crónicos. Pide tu hora con un profesional en Mueve Salud para detectar enfermedades frecuentes y poner en marcha estrategias para proteger tu salud a largo plazo. Con atención periódica, además de conocer los síntomas y tomar medidas preventivas, tú y tu familia pueden protegerse mejor de los peligros de las insolaciones y otras dolencias estacionales.

Más